En las oficinas de los especialistas en medicina deportiva, las visitas por lesiones en rodillas representan el 45 por ciento de las consultas, según aseguró Carlos Palavicini, ortopedista costarricense especializado en lesiones deportivas. El médico indicó que las lesiones más frecuentes en las rodillas son golpes, ruptura de meniscos y ligamentos y derrame del líquido de las membranas.

Los deportes que se asocian más comúnmente a las lesiones en rodillas son los practicados en una cancha como el fútbol, voleibol, basketbol y el tenis.

En estos pacientes, el uso de llamados inhibidores de la COX-2 antes y después de una eventual cirugía o procedimiento diagnóstico de rodilla ayudaría a disminuir el uso de opioides que son medicamentos para tratar el dolor que producen molestos efectos adversos como nausea y vómito (como ejemplo se puede citar la morfina), lo cual es un gran avance para quienes deben practicarse una cirugía de rodilla o artroscopia, según lo publicó la Revista especializada Artroscopía”.

Cuando un paciente llega al consultorio del ortopedista con una lesión en su rodilla, se recomienda realizarle un procedimiento denominado Artroscopía que consiste en hacer una revisión o corrección de un daño en los meniscos, ligamentos o cartílagos con la ayuda de una pequeña cámara de video a través de dos orificios. Para poder realizar, ya sea el diagnóstico o el tratamiento por medio de la Artroscopía, se recomienda controlar el dolor antes y después con un antiinflamatorio potente.

La Artroscopía es uno de los procedimientos operatorios más comunes en el mundo. Comúnmente, quienes se sometían a este tipo de cirugía debían tomar antiinflamatorios de vieja generación o AINES y combinarlos con los opioides para lograr un alivio efectivo. Sin embargo los recientes estudios revelan que los antiinflamatorios de nueva generación o inhibidores de la COX-2 como Valdyne se convirtieron en una mejor opción pues ayudan a disminuir el consumo de opioides y producen un menor daño a nivel gastrointestinal.

“Los antiinflamatorios de vieja generación o AINES también aumentan el riesgo de sangrado durante la cirugía pues estos medicamentos alteran la coagulación sanguínea. Esto indica que existe una enorme necesidad de utilizar medicamentos efectivos en el control del dolor que no se asocien a riesgo de sangrado y ayuden a disminuir el uso de opioides después de la cirugía”  dijo el Dr. Evan Ekman, Investigador y especialista en Medicina Deportiva de Carolina del Sur en los Estados Unidos. “Estudios Internacionales demostraron que Valdyne cumple con el perfil de lo que estamos buscando pues reduce el dolor y ayuda a disminuir el uso de opioides”.

Actualmente, Valdyne, medicamento de Pfizer es el único inhibidor de la COX-2 aprobado por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) que se comercializa y es el antiinflamatorio que proporciona mayor apego al tratamiento por parte del enfermo, en comparación con antiinflamatorios tradicionales (conocidos como AINES), como el diclofenaco, naproxeno e ibuprofeno, entre otros.

Es importante anotar que los especialistas en medicina deportiva indican que no son los deportistas quienes más consultan con los ortopedistas para aliviar un dolor constante en sus rodillas, es la gente común, quienes tienen entre 25 y 35 años y practican deporte recreacional, los que más los visitan por tener dolores por períodos de más de 30 días, según comentó Ekman.
Para mayor información puede comunicarse con Mónica Solórzano, Coordinadora de Relaciones Públicas a los teléfonos 506 2093104 o 506 3958141 o al correo electrónico monica.solorzano@pfizer.com.

About these ads