Un nuevo procedimiento mínimamente invasivo se ha sumado al arsenal disponible en la Argentina para el tratamiento de la hernia de disco, afección que resulta de la rotura o el desplazamiento de los discos que se encuentran entre las vértebras y que, al comprimir un nervio, causa dolor en la zona baja de la espalda, publicó el diario La Nación.

La llamada microcirugía percutánea tubular sólo requiere una incisión de 15 milímetros para introducir un instrumento especial que permite al cirujano retirar la porción de disco herniado que comprime la raíz nerviosa. La técnica afecta mínimamente los tejidos circundantes.

“Es un procedimiento muy poco invasivo y más estético, ya que la incisión es más pequeña, y como se afectan poco los tejidos permite una recuperación más rápida y con menos dolor. El mismo día de la cirugía el paciente ya puede levantarse y pararse. Si se operó por la mañana, a la tarde puede volver a su casa; si se opera a la noche, puede volver al día siguiente”, explicó a La Nacion el doctor Anselmo Rodríguez Loffredo, jefe del Departamento de Neurocirugía de la Fundación Favaloro, donde la técnica ya ha sido utilizada en 15 pacientes con muy buenos resultados.

“El mismo día de la cirugía el paciente ya puede levantarse y pararse. Si se operó por la mañana, a la tarde puede volver a su casa; si se opera a la noche, puede volver al día siguiente”, explicó el neurocirujano.

Tras la vuelta al hogar, se indica una semana de reposo relativo: “Si la persona tiene un trabajo que no es muy exigente físicamente, puede volver a trabajar a los 2 o 3 días de la operación. Se recomienda que espere una semana para volver a manejar”.

“Los resultados fueron extraordinarios -comentó un profesional de 44 años (pidió que no se publicara su nombre), que fue operado en febrero-. Llegué destrozado, no podía caminar del dolor, porque el disco se había explotado y tocaba el nervio ciático. Después de la cirugía, apenas me desperté, el dolor se había ido y me pude levantar solo.”

Se estima que 8 de cada 10 personas sufrirán dolor de espalda en algún momento de su vida; junto con la artrosis, la hernia de disco es una de sus principales causas.

Dolor de espalda, que a veces se extiende hacia las caderas y las piernas, hormigueo, entumecimiento y debilidad en la zona afectada suelen ser los síntomas de la hernia de disco. “El gold standard de su tratamiento es la resección de la parte herniada del disco y la comprobación de que la raíz nerviosa ha quedado liberada, ya sea a través de microcirugía o cirugía convencional”, explicó el doctor Rodríguez Loffredo.

El cirujano opera mirando a través del mismo orificio por el que introduce el instrumental quirúrgico, amplificado obviamente por un microscopio electrónico.