Todo paciente con historial de enfermedad coronaria debe de utilizar una estatina – droga que disminuye la síntesis de LDL. Múltiples estudios han demostrado el beneficio de estos medicamentos a largo plazo. Lo que no se conoce muy bien es si las estatinas confieren un beneficio a corto plazo, en especial en pacientes que se van a someter a una cirugía de bypass.

La revista científica European Heart Journal hizo público un estudio en el que se investigó el efecto de estas drogas en el riesgo post-operatorio de pacientes que fueron sometidos a cirugía de bypass. Los investigadores realizaron un meta-análisis el cual incluyó 19 estudios y más de 30,000 pacientes. Aproximadamente un 50% de los pacientes se encontraban en tratamiento con una estatina antes de la cirugía.

Los resultados del estudio demostraron que el uso de estatinas disminuye el riesgo de muerte un 1.5% en los 30 días luego de la operación. Esto quiere decir que 67 pacientes tienen que ser tratados para lograr salvar una vida. También se observó una reducción de 0.8% en la incidencia de derrames cerebrales y una disminución de 4% en la incidencia de fibrilación auricular. Cabe señalar que estos beneficios aplican a pacientes que se someten a una cirugía de bypass y no a pacientes que necesitan una cirugía valvular.

Esta evidencia sugiere que tanto los Cardiólogos como los cirujanos cardiotorácicos deben de asegurarse que un paciente que necesita y se va a someter a una cirugía de bypass este utilizando una estatina. De no ser así, se debe comenzar durante el periodo pre-operatorio.