La cirugía laser, como todos sabemos, es una herramienta que permite la manipulación directa, extremadamente precisa y no invasiva de las estructuras subcelulares. Gracias al estudio de tecnologías nanométricas, se ha conseguido reducir el impulso láser por debajo del nanosegundo permitiendo comprender mejor su interacción con los tejidos biológicos y controlar las intervenciones quirúrgicas con una resolución del orden de algunas centenas de nanómetros. Por otro lado, se ha logrado estudiar la dinámica de las funciones celulares complejas tales como la mitosis, el crecimiento, o la diferenciación, logrando reemplazar a la instrumentación convencional, como las microagujas.

Anuncios