El Sistema Nervioso Simpático controla la función de órganos, glándulas y músculos involuntarios. El centro de la sudoración se encuentra en el hipotálamo (cerebro) desde donde se envían estímulos hacia las glándulas sudoríparas a través de conexiones nerviosas para mantener la temperatura corporal en 37 grados centígrados.

La sudoración excesiva (hiperhidrosis) se produce por alteración del sistema nervioso simpático de 0.5 a 1% de la población, especialmente en adolescentes y adultos jóvenes. No se conoce la etiología o causa de esta patología, sin embargo en las personas que desarrollan esta enfermedad, las situaciones de emociones fuertes, estrés, tensión nerviosa, desencadenan excesiva sudoración en manos, axilas, cara, cuero cabelludo, enrojecimiento facial que no lo pueden controlar, provocando mayor nerviosismo que estimula nuevamente el hipotálamo generando mayor sudoración y cayendo en un círculo vicioso. La sudoración craneofacial excesiva incomoda en forma exagerada.

Tratamiento

La mayoría de pacientes han recibido diversos tratamientos dermatológicos a base de cremas, desodorantes, soluciones; medicamentos tranquilizantes, antihipertensivos; medicina naturista; acupuntura; botox, sin obtener mejoría. Lo anterior se aplica en formas leves de sudoración, mas no en formas severas. La liposucción axilar en algunos casos ha lesionado la piel con secuelas severas.

La manera más eficiente de erradicar definitivamente esta enfermedad es la cirugía o simpatectomía videotoracoscópica. La cadena simpática torácica está constituida por estructuras nerviosas y conexiones similares a un rosario que se sitúa a cada lado de la columna vertebral sobre las costillas. Cada uno de los ganglios simpáticos torácicos tiene relación con la sudoración de la cara, axilas, manos, rubor facial, etc. Hay que operar el ganglio respectivo en relación a la sudoración específica.

Videotoracoscopía

Gracias a la evolución de la tecnología y nuevas técnicas quirúrgicas, mediante la cirugía “mínimamente invasiva”, la simpatectomía se realiza mediante videotoracoscopía.

El paciente ingresa el día de la operación, se aplica anestesia general y dormido se procede a la cirugía a través de una pequeña herida o corte de 4 mm a nivel de la axila para cauterizar el o los respectivos ganglios de la cadena simpática a los dos lados del tórax. El alta es el mimo día. No se sutura, se cubre la herida con un esparadrapo. El paciente pasa a recuperación, luego de 3 horas va a su casa y acude a sus actividades en 48 horas. (www.hiperhidrosis.com.ec)