Cinco años después de una cirugía laparoscópica mínimamente invasiva para tratar la enfermedad de reflujo gastroesofágico (GERD por su sigla en inglés), la mayoría de los pacientes tienen una calidad de vida casi normal y están satisfechos con la decisión quirúrgica. No obstante, los resultados de una segunda cirugía contra la GERD no son tan buenos, indicó un estudio publicado en Archives of Surgery.

La GERD es una enfermedad frecuente, en la que los líquidos del estómago regresan al esófago, lo que causa acidez estomacal y otros síntomas. Además de los fármacos que reducen la secreción del fluido ácido, la GERD puede tratarse con una cirugía llamada fundoplicación, que tensiona la unión entre el esófago y el estómago. El equipo dirigido por el doctor David W. Rattner, del Hospital General de Massachusetts, les envío por correo una encuesta a 350 pacientes con una cirugía laparoscópica antirreflujo realizada en Boston entre 1997 y 2006.

En total, 191 pacientes respondieron la encuesta, efectuada a unos cinco años de la cirugía. Con un instrumento especialmente diseñado para evaluar los síntomas de GERD, llamado GERD-HRQL, la encuesta demostró que la mayoría de los entrevistados tenía una calidad de vida casi normal. Los participantes indicaron también que estaban muy satisfechos con los resultados a largo plazo. El resultado promedio de la evaluación de GERD-HRQL (de cero a 45; donde cero representa ausencia de síntomas) fue 5,71, lo que es casi normal, en los pacientes que habían tenido una cirugía antirreflujo.

El 71% de los participantes manifestó satisfacción con los resultados a largo plazo. El 43% de los pacientes consumió medicamentos antirreflujo en algún momento después de la cirugía, pero en la mitad de los casos no se había hecho un análisis para confirmar la recurrencia de GERD. Tres pacientes (el 1,2%) necesitaron una nueva cirugía. Comparados con otros pacientes, ellos tenían GERD-HRQL más grave, menor satisfacción con el tratamiento y mayor tasa de uso de fármacos antirreflujo.

“Los resultados indican que, en los pacientes adecuadamente seleccionados, la cirugía antirreflujo es un tratamiento alternativo excelente y con muy buenos resultados para la calidad de vida de los pacientes”, indicó Rattner en una declaración por escrito.

http://www.elconfidencial.com/cache/2008/05/27/48_cirugia_antirreflujo_resultado_largo_plazo.html