TOLEDO, 14 (EUROPA PRESS) – Un equipo de investigadores de los Servicios de Traumatología y Radiología del Hospital Nacional de Parapléjicos y del Virgen de la Salud, de Toledo, dependientes del Gobierno de Castilla-La Mancha, han conseguido el segundo premio al mejor trabajo de investigación presentado en el XXII Congreso Nacional de la Sociedad para el Estudio de las Enfermedades del Raquis celebrado recientemente en Zaragoza.

En nota de prensa el Gobierno regional indicó que el trabajo, que lleva por título “Correlación clínico-radiológica de la utilidad clínica y terapéutica de los hallazgos de la resonancia magnética en pacientes con dolor lumbar crónico. Valoración de la sobreindicación en la solicitud de la prueba”, está dirigido por el traumatólogo del Hospital de Parapléjicos, Andrés Barriga.

Éste, forma parte de los resultados preliminares de un estudio más amplio que se está desarrollando a través de una beca concedida por la Fundación para la Investigación Sanitaria en Castilla-La Mancha (Fiscam), y patrocinada por Caja Castilla-La Mancha.

Entre las principales conclusiones de este estudio, que fue presentado en el Congreso por Carmen Martínez, médico residente del Servicio de Traumatología del Hospital Virgen de la Salud, destacan la necesidad de asociar los cambios que aparecen en la resonancia magnética considerados patológicos o causa de dolor lumbar, al resto de síntomas que presenta el paciente, para diagnosticar esta dolencia, y la falta de relación entre la intensidad del dolor del paciente y las imágenes obtenidas en gran parte de los pacientes con dolor lumbar no irradiado.

Además, según este estudio, la interpretación de las imágenes de la columna obtenidas en una resonancia puede inducir al paciente a pensar que tiene una enfermedad grave o incapacitantes, por lo que, según los autores, es importante desarrollar protocolos adecuados de solicitud de estas pruebas diagnósticas y educar a la población para que conozcan el alto coste de las mismas y la necesidad de que sean indicadas por el facultativo sólo en aquellos pacientes que presenten señales de alerta.