Makoto Hashizume, director del Centro de Integración de Medicina Avanzada e Innovación Tecnológica (Camit) del Hospital Universitario de Kyushu, en Japón, cree que la consolidación de la robótica aplicada a la cirugía de mínima invasión está relacionado con el desarrollo de sistemas de navegación que permitan superponer imágenes diagnósticas sobre el propio campo quirúrgico laparoscópico.



Hashizume está considerado como uno de los grandes expertos mundiales en la materia y ha visitado el Centro de Cirugía de Mínima Invasión de Cáceres para intercambiar experiencias.

 Ahora mismo está trabajando en el desarrollo de un navegador para “facilitar la localización de los vasos o del tumor que se va a operar y conseguir así más seguridad: evitaríamos numerosas complicaciones graves y ganaríamos en precisión. La cirugía guiada por imagen y asistida por ordenador es el futuro y esperemos que a corto plazo haya resultados espectaculares”.

Para conseguirlo, el director del Camit entiende que es obligatorio “introducir varias tecnologías avanzadas como robots quirúrgicos, imágenes tridimensionales, gráfica realizada por ordenador, tecnologías de simulación de ordenador y otros mecanismos que proporcionan a los cirujanos una visión tecnológicamente avanzada. Sin embargo, hasta ahora hay pocos estudios que hablen de las indicaciones de cirugía robótica para tumores”.

Hashizume ha reconocido que la cirugía mínimamente invasiva está estrechamente ligada al desarrollo y los avances de las tecnologías médicas. “Es importante ver cómo adquieren un uso práctico y cómo se van reflejando en situaciones de práctica clínica”.