El programa fue diseñado para un robot llamado Da Vinci.Un equipo de científicos británicos diseñó un programa para ayudar a los robots cirujanos a trabajar sincronizados con los latidos del corazón de los pacientes.

Normalmente, en las operaciones de bypass coronario se detienen los latidos del corazón y se envía la sangre al resto del cuerpo mediante una bomba artificial.

Pero el nuevo sistema, que hasta ahora sólo se ha probado con corazones artificiales de silicona, permitiría realizar la operación sin necesidad de abrir el pecho ni de recurrir al método de circulación extracorpórea.

El programa fue diseñado para un robot llamado Da Vinci, que utiliza un endoscopio con dos cámaras para obtener imágenes del corazón.

Estas imágenes se traducen en un modelo tridimensional que, a la vista de los cirujanos humanos, es estacionario.

Al mismo tiempo, el programa calcula los intervalos entre los latidos del corazón e instruye a los instrumentos robóticos a avanzar y retroceder a su ritmo.

El programa fue creado por el investigador George Mylonas y el cirujano Rajesh Aggarwal, del Colegio Imperial de Ciencia, Tecnología y Medicina de Londres, Reino Unido.

Minimizar el trauma

Según la directora de Información Médica de la Fundación Británica de Cardiología, Belinda Linden, “el nuevo avance en la cirugía cardiaca robótica asistida por computadoras ofrece otra oportunidad de minimizar el trauma de las cirugías mayores”.

El nuevo avance en la cirugía cardiaca robótica asistida por computadoras ofrece otra oportunidad de minimizar el trauma de las cirugías mayores
Belinda Linden, Fundación del Corazón Británica

“En los últimos años, los adelantos en las técnicas de cirugía cardiaca han incluido operaciones mínimamente invasivas de bypass directo de la arteria coronaria y cirugías con el corazón latiendo”.

“Las principales ventajas de estas técnicas son que reducen la necesidad de utilizar una máquina de bypass corazón-pulmón y ocasionan menos trauma al esternón del paciente”.

Linden añadió que las investigaciones realizadas sobre este tipo de intervenciones indican que los pacientes se recuperan con mayor rapidez y tienen que pasar menos tiempo en el hospital.

Sin embargo, advirtió que se debe investigar más antes de generalizar el uso de técnicas nuevas porque no sirven necesariamente a todos los pacientes.