Beneficios de la prostatectomía robótica: A corto y largo plazo

El sistema quirúrgico da Vinci® de vanguardia ha revolucionado el tratamiento del cáncer de próstata con la llegada de la cirugía robótica de próstata, también conocida como prostatectomía robótica. El cirujano advierte los beneficios de este procedimiento mínimamente invasivo ya que logra una mejor precisión y visualización, mientras que el paciente los advierte por su recuperación a corto y largo plazo.

Los beneficios de la prostatectomía robótica incluyen:

  • rápida reincorporación a las actividades habituales;
  • hospitalizaciones más breves: la mayoría regresa a su hogar al día siguiente;
  • riesgo reducido de incontinencia e impotencia;
  • menos pérdida de sangre;
  • dolor reducido: la mayoría de los pacientes no necesitan narcóticos luego de la cirugía;
  • menos complicaciones;
  • menos cicatrices que con las cirugías abiertas tradicionales; y
  • menor riesgo de contraer infecciones.

Prostatectomía radical robótica: Tecnología revolucionaria

Los exámenes para detectar cáncer de próstata han logrado una mayor conscientización en el público y una detección temprana y han provocado una disminución de las tasas de mortalidad. La prostatectomía radical robótica (la extirpación laparoscópica de la próstata asistida por robot) también es un factor que colabora con estas tendencias alentadoras.

Además, este procedimiento quirúrgico de vanguardia brinda la mejor oportunidad para la recuperación total. La instrumentación articulada, el filtrado de temblores, magnificacion y vison tridimensional ayudan al cirujano en uno de los aspectos más exigentes del procedimiento: la preservación de los nervios para conservar la función sexual y la continencia después de la operación. Además del control del cáncer, éstos son elementos clave en el seguimiento de los pacientes que se encuentran en tratamiento.