el Dr. Martnez Román, Dra. Muñoz, la paciente Silvia Rivas y el Dr. FontdevilaUn equipo de médicos españoles ha presentado esta mañana una técnica para reconstruir el pecho a las mujeres enfermas de cáncer de mama usando injertos de grasa de sus propios cuerpos. En un acto en el Hospital Clínic de Barcelona, Joan Fontdevila, cirujano estético a cargo de la operación ha destacado que con la intervención se puede regenerar una zona del cuerpo si tener que destruir otra, como se había hecho hasta ahora.

“Me siento muy contenta”, asegura Silvia Rivas, una dominicana de 52 años, que ha estado presente en el anuncio de la técnica. La señora Rivas ha sido una de las últimas pacientes intervenidas con esta técnica, usada hasta el momento en unas 20 mujeres.

El método quirúrgico “es parecido a una liposucción”, según el personal médico. Los cirujanos obtienen injertos de grasa de debajo de la piel con incisiones de menos de tres milímetros. “En mi caso tomaron grasa de la espalda, de debajo del ombligo, y un poco de la pierna”, señala Silvia, a la que fueron reconstruidos los dos pechos. Tras la extracción, la grasa es procesada en quirófano e inyectada en los senos afectados por la mastectomía.

De acuerdo a los facultativos, la intervención “dura dos horas”, y “al no haber materiales sintéticos ni cirugías prolongadas reduce el riesgo de complicaciones graves y simplifica los controles médicos”, ha señalado el doctor Fontdevila. Con el nuevo procedimiento los cirujanos trabajan con tejido vivo que nutre el tejido receptor, por lo que se produce una “notable mejoría en el aspecto externo de la piel”, ha señalado el médico.

Fontdevila, que ha trabajado en el proyecto con ayuda del Fondo de Investigaciones Sanitarias, considera que esta intervención es mejor que las prótesis mamarias, pues en algunas pacientes “la calidad de los tejidos tras la cirugía y la radioterapia la contraindicaba”. Otra técnica, la de la reconstrucción con tejidos propios, “supone la necesidad de destruir en una zona para reconstruir en otra”, creando más cicatrices.

La nueva vida de Silvia

La buena noticia de Silvia es que tiene una nueva vida.”Estoy muy feliz con los médicos. Me han dado vida”, dice en entrevista telefónica mientras viaja por el Metro de Barcelona. Finalmente ha dejado atrás la sombra del cáncer. Lleva unos cuatro años batallando contra la “misma enfermedad” que ha matado a dos de sus hermanos. “Yo por lo menos me atendí a tiempo”, dice.

Llegó hace casi 20 años a España proveniente de Santo Domingo. No tenía planeado quedarse, pero su hermana le convenció para que así lo hiciera. Después de realizar diversas tareas, trabajó en varias casas y en un geriátrico, Silvia se topó con la enferemedad, que la aparcó de muchas de sus actividades. “Cuando enfermé comencé a faltar al trabajo, luego me tuvieron que operar. La directora del geriátrico me despidió cuando se enteró de que estaba enferma de cáncer”, relata.

Ahora Silvia se ve entre la espada y la pared. Por un lado sabe que debe trabajar para poder pagar los 400 euros de renta de su casa. Pero las dolencias y los consejos de los doctores le recomiendan no “hacer esfuerzos ni cargar cosas pesadas”. Los 142 euros de pensión que recibe por cotizar a la Seguridad Social no le facilitan las cosas. Pero buscar trabajo a los 52 años no es tarea sencilla. Por ello, Silvia regresará el próximo miércoles a Santo Domingo.

“¿Con quién vivo? ¿Quién me mantiene?”, señala. Su decisión parece no tener vuelta de hoja. “Hay esperanza, la oncóloga me ha dado cita para dentro de un año. Allá descansaré y que sea lo que Dios quiera”, puntualiza.

Celulas madre en el proceso regenerativo

En un comunicado de prensa, el equipo médico señala que uno de los posibles implicados en los resultados beneficiosos de esta intervención quirúrgica podrían ser las células madres contenidas en la grasa, con las que no hay conflictos éticos como con las embrionarias. “Es posible que en un futuro no muy lejano, y gracias a la tecnología de la bioingeniería tisular, realizar la reconstrucción de la mama a partir de muy poca cantidad de grasa, garantizando que se pueda realizar en un solo procedimiento”, ha señalado esta mañana el Dr. Fontdevila.