Sólo el 10 por ciento de las 16.000 pacientes anuales sometidas en España a una mastectomía se practican una reconstrucción de la mama por falta de información, según el doctor Jaume Masia, vicepresidente de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE).


Masia ha intervenido en el XLIII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), que se celebra en Zaragoza y en el que se debaten, entre otras novedades, las últimas técnicas para reconstruir la mama.

El cáncer de mama es el tumor maligno más frecuente entre las mujeres de todo el mundo, y en España se diagnostican alrededor de 16.000 nuevos casos al año, lo que representa casi el 30 por ciento de todos los tumores que se manifiestan en la población femenina, ha recordado en un comunicado la SECPRE.

Sin embargo, añaden, gracias a la detección precoz y a los avances conseguidos en la investigación y las nuevas tecnologías, en España la supervivencia por cáncer de mama es superior a la media europea, con un porcentaje del 76 por ciento.

‘Por este motivo, y con el fin de mejorar la calidad de vida de todas esas mujeres que superan un cáncer de estas características, la SECPRE está trabajando para conseguir que todas ellas tengan acceso a la información necesaria para corregir de forma estética una mastectomía’, ha explicado Masia.

‘Para ello -ha continuado el experto- estamos trabajando en diseñar un mapa geográfico de forma que todas las provincias españolas cuenten con el servicio de un cirujano plástico que pueda satisfacer las necesidades sociales en cuanto a reconstrucción mamaria se refiere’.

Actualmente, como consecuencia de la falta de información tras el diagnóstico, sólo el 10 por ciento de las mujeres mastectomizadas se realizan una reconstrucción mamaria en España, cuando más de 12.000 mujeres españolas sobreviven al cáncer más de 5 años.

‘En este sentido, hay que destacar que la reconstrucción mamaria ayuda a la recuperación psicológica de la paciente y no interrumpe el tratamiento y seguimiento posterior por parte del oncólogo’, ha agregado el especialista.

Según Masia, el 85 por ciento de las mujeres informadas correctamente por un cirujano plástico deciden reconstruirse la mama tras una mastectomía.

Por eso, según la SECPRE, todas las pacientes tienen derecho a ser informadas sobre la posibilidad de realizarse una reconstrucción.

Asimismo, esta sociedad médica ha recomendado que las mujeres que van a sufrir una mastectomía soliciten la visita de un cirujano plástico para que las informe de las posibilidades, técnicas, riesgos y resultados de la reconstrucción, a fin de que puedan tomar una decisión acertada.

Terra Actualidad – EFE